El DECÁLOGO DEL ÉXITO

Vivir el presente:
Tener  en cuenta que el Presente que vives es tu creación, tu realización personal y la consecuencia de tus pedidos diarios, toma conciencia de este hecho y mira hacia atrás para notar cuándo y cómo pediste lo que hoy tienes, cuáles fueron las bifurcaciones en el camino que tomaste para llegar adonde te encuentras hoy. La toma de conciencia es el primer paso del proceso.


Aceptación del Presente:
El Presente que vive es un regalo del Universo, de allí su nombre y sabes ahora que es tu creación personal, y desde hoy será el punto de partida para el cambio: tu nueva vida apuntada a la realización de tus deseos verdaderos. No reniegues de tu Presente, es tuyo y fundamental para comenzar a construir con responsabilidad esta vez.

Deseos y sueños verdaderos:
Haga  una lista de tus deseos verdaderos, porque el pedido mentiroso no conduce a nada, y la duda sólo entrega resultados dudosos. Está en la verdad el camino del cambio y el éxito, sino sólo estarás cambiando tu Presente y tu Futuro actual por otros, igualmente falsos y faltos de éxito y satisfacción personal. En los verdaderos deseos se encuentra el secreto del pedido exitoso ya que subconsciente esto pide a gritos desde siempre.

Actitud Positiva ante la Vida

A veces nos suceden hechos ante los cuáles podemos pensar que la única respuesta posible era la airada, la negativa, la del enfado… y que no era posible haber reaccionado de otra manera.

Ante las circunstancias de tu día a día pienso en las que te gustan menos- ¿Cómo respondes a ellas?

Y en realidad sucede que siempre tienes la libertad de responder como quieras a las circunstancias de la vida, en definitiva eres siempre libre para ELEGIR TU RESPUESTA.

Tú tienes el poder de ¡elegir una actitud positiva y ganadora ante la vida! ¿Cómo?

Buena pregunta, déjame que te la conteste con una historia, desconozco el autor, y que quiero compartir contigo…

¡MEJOR IMPOSIBLE!

José era el tipo de persona que te encantaría ser.
Siempre estaba de buen humor y siempre tenía algo

El liderazgo centrado en principios

La mayoría de las personas trata de administrar su tiempo basándose en prioridades. 
La gente eficaz organiza su vida y sus relaciones basándose en principios, es decir, en leyes naturales y normas que tienen validez universal.  

El liderazgo es la habilidad de aplicar estos principios a los problemas, lo que se traduce en calidad, productividad y relaciones fructíferas para todos. El autor del best-seller Los siete hábitos de la gente altamente efectiva invita a los lectores a centrar su vida y su liderazgo en principios que perduran en el tiempo. 

Para ello, demuestra que ninguna persona u organización puede sentirse satisfecha sólo con mantenerse en el punto al que ha llegado, es decir, que las metas de excelencia y calidad total expresan una necesidad innata del ser humano de progresar en el terreno personal, interpersonal y laboral. 

Los líderes centrados en los principios.

El liderazgo centrado en principios comienza por usted mismo y se contagia a todos aquellos que le siguen. 

Aprendí y decidí

Y así, después de esperar tanto, un día como cualquier otro, decidí triunfar;
decidí no esperar a las oportunidades, sino yo mismo buscarlas;
decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución;
decidí ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis;
decidí ver cada noche como un misterio a resolver;
decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz.

Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades,
y que en éstas está la única y mejor forma de superarnos;
aquel día dejé de temer a perder.

Y costaba romper la costumbre, pero se pudo.
Descubrí que no era yo el mejor y que quizás
nunca lo fui;
me dejó de importar quién ganara o perdiera:
ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer.

NUESTRO éxito es NUESTRA responsabilidad

Estaremos equivocados si pensamos que nuestro jefe, familia, situación económica o nivel académico, son la causa de nuestra situación actual (buena o mala). Todo, al final de cuentas es el resultado de las decisiones que hemos tomado a lo largo de nuestra vida.

Pudimos haber estudiado esta o aquella carrera. Pudimos haber elegido trabajar en esta o aquella empresa. Pudimos habernos casado con esta o aquella mujer, etc. Algunas de estas decisiones las tomamos hace mucho tiempo y otras apenas ayer. Algunas acciones (las cuales vienen de nuestras decisiones) debemos repetirlas muchas veces para que tengan un impacto en nuestra vida.

Siempre existe la posibilidad de cambiar de trabajo, de pareja o de profesión, al igual que podemos cambiar nuestros amigos, nuestra imagen, nuestra forma de hablar, etc. A través de nuestras decisiones podemos cambiar cualquier aspecto de nuestra vida

Vic Connant, uno de los padres del desarrollo personal define de manera ejemplar el concepto de éxito y es de las definiciones con las que más me identifico - "El éxito es avanzar en dirección de tus sueños". Lo interesante de esta definición es que el éxito en si, no es el destino; no se trata de llegar a tener la casa grande, el auto lujoso, el cuerpo escultural ni una cuenta bancaria gorda. El verdadero éxito es el proceso de lograr todo lo anterior. Si constantemente aprendes, creces, reflexionas, agradeces y realizas acciones con diligencia vivirás una vida exitosa todos los días.