¿Si no sabemos lo que queremos, cómo podemos trabajar para conseguirlo?

Antes de un ser humano saber lo que quiere, tiene que saber dónde está. Es fácil saber dónde está. Solo hay que ver los resultados de su vida. Esto será un espejo para ver lo que ha estado pensando y en lo que se ha estado involucrado emocionalmente.

Cuando sabemos donde estamos, tenemos que evaluar si estamos a gusto, felices, y nos gusta el estado en el que nos encontramos. Sea cual sea la respuesta, debemos aceptar, apreciar el estado en el que estamos. En vez de preocuparnos de si no nos gusta donde estamos, tenemos que empezar a pensar donde queremos estar.


Si no lo sabemos, sólo tenemos que mirar hacia dentro y buscar cómo queremos estar. En qué estado nos gustaría estar. Sólo saber eso, es suficiente.

Existen muchas técnicas para empezar a crear estos estados de forma física, así, poco a poco, estos estados se manifiestan como cosas que queremos tener o los propósitos que queremos en la vida.
"Los pensamientos son cosas. Todo es energía. Tus pensamientos son energía. Y todo lo que ves o tocas es una manifestación de energía y algún día fue sólo un pensamiento."
Cuando los pensamientos no están claros en ti, las cosas tampoco nunca están claras. Cuando los programas y paradigmas que se encuentran en tu mente subconsciente guían tu vida o llevan el mando de tu vida y tú no estás consciente de ello, pues acabas no sabiendo ni lo que quieres. Porque hay un desorden en tu mente.

La meditación es una de las herramientas que ayudan a un ser humano a observar los programas y paradigmas que tiene. Puede saber cuáles le sirven y cuáles no. Y poder elegir cuáles necesita y cuáles no.
La meditación nos ayuda a estar en un campo de energía unida. Donde todo la energía esta unida, y, estando allí, es fácil poder observar y ordenar los programas en nuestra mente subconsciente. Es posible poder borrar lo que no necesitamos y empezar a vivir en el presente.

De esta forma podemos tener las cosas más claras y saber o tener noción de quién somos y lo que queremos hacer.

Estando en un estado de paz, quietud, tranquilidad, y percibiendo y liberando un flujo de energía unido, participamos en el universo. Nos convertimos en parte del universo. Somos uno con ello. De esa forma podemos saber el estado en el que queremos permanecer y estar. Sabiendo esto sabremos como queremos que se manifieste en la forma física este estado. Y a través de la energía o poder que fluye dentro y hacia nosotros, vamos a percibir a través de nuestros sentidos lo que queremos.

No debemos preocuparnos por saber lo que queremos, debemos ocuparnos de saber el estado en el que queremos estar. El resto lo dejamos al universo porque es su trabajo. Sólo tenemos que caminar dentro y la sabiduría está allí sólo para nosotros.

Si meditamos, participamos en los cambios y en lo que se ocupa el universo. Así es aun más fácil saber a través de la intuición lo que queremos.


No hay comentarios: